13 de mayo de 2007

Ciberparaíso

Apoyada en la baranda, Eva cuenta los trenes que pasan. No es la única que espera, pero sí la que lleva más tiempo en la estación. Nerviosa, piensa que es absurdo haber acudido a esa cita.
Se habían conocido en el más marginal de los paraísos. Él se llamaba Adán y naufragaba; ella había recogido la botella con su mensaje...

Poco a poco, la estación se fue quedando vacía. Un guardia se le acerca para decirle que es hora de cerrar. Eva lo mira, y sin decir nada, se marcha. Afuera, ya es de noche y hace frío. Los últimos transeúntes caminan de prisa y encogidos. De pronto, Eva reconoce su gorda imagen en los vidrios de un escaparate. Entonces, tiene la certeza de que Adán sí acudió a la cita...

10 comentarios:

peregrina dijo...

Me emocionó! Qué bien el cuentito!
Bravo y un abrazo

peregrina dijo...

Me emocionó! Qué bien el cuentito!
Bravo y un abrazo

Paz dijo...

Sentada en la estación se me van las horas de espera como la respiración, como los latidos. Pero la verdad es que nunca me hab dicho que era hora de cerrar. Tal vez por eso, no tengo ni el reflejo de Adán (o quien corresponda)

Juan Cosaco dijo...

Adán era ciego, se perdió y no encontró el andén adecuado. Posiblemente muera atropellado por otro tren ciego.
Salud!

Tristancio dijo...

Peregrina: Guapa amiga (perdón por la licencia, por lo de amiga, digo). Pues que más puedo pedir si te has emocionado con el cuentito... ya es mucho.

Paz: Qué no ves acaso tu reflejo? Yo, y todos cuantos te leemos, no nos cansamos de mirarte. Bello reflejo, pequeña.

Juan Cosaco: Bienvenido... Lo bueno de los cuentos es que, a veces, podemos seguirlos a nuestro soberano antojo. Yo lo escribí pensando en "la peor costilla de Adán..." y, sin embargo, muchas veces son verdades disfrazadas de relato, de mentira.

Alice ya no vive aquí dijo...

Qué tristeza me ha sobrevenido al leer esta historia.

Hay realidades que no hacen más que golpear a la gente a través de un reflejo, que aventuramos, no es el elegido desde otros ojos.

De rosas y cicatrices. dijo...

Fabian:

Subi otro texto que escribí una de esas noches de furia.
Son las 3 de la mañana y me da un poco de lata revisarlo entero, así que te encontraras con faltas de ortografía.

Se llama NEURONAS ODIOSAS.

Ahi deja tu post.

Para el que quiere visitarlo , pues adelante.

Saludos
Dinko

peregrina dijo...

Despierto? Soltero y feliz?
No es mucho?

botas de agua dijo...

Buf, es algo duro, sinceramente... mezcla de frustración y desolación... la que deja este paraíso falaz en que la manzana es uno mismo a través de las miradas de los demás. Siempre me quedará la duda de si él realmente no fue o si ella justificó que no fuera...

Anónimo dijo...

Que triste, ojala que Adan no haya llegado y no sea la persona fria y superficial que Eva cree.


Un abrazo