1 de abril de 2009

Sin título

Escogí la vía lenta para el exterminio. Pensar. Habría sido mejor, tal vez, si hubiese optado por la droga, que al menos, en algún momento del camino hacia el desbarrancadero, te da algo de placer… dicen. Alguna vez lo intenté, a decir verdad, pero debo ser un caso perdido, pues ni vocación de drogadicto tenía. A eso llamo yo no tener ni una puta afición, o adicción en este caso. Escogí, como dije, la vía lenta para el exterminio. Contar el tiempo. Miro el reloj. Las nueve y media. Otra vez llegaré a la conclusión de que no vale la pena levantarse. Me llevo las manos a la frente. Mis dedos tocan algo extraño. Tengo una cicatriz en la sien, pero por dentro.

12 comentarios:

Terapia de piso dijo...

De esas cicatrices que sólo tú conoces su forma.

Saludos.

José Roberto Coppola

Edurne dijo...

Las cicatrices de dentro... esas cicatrices son las que quedan para toda la vida, las que te acompañan en todos tus desbarres.
Un abrazo!

Ferran dijo...

Sin esa puta afición, en el camino al desbarrancadero siempre queda la esperanza. Con la puta afición, ni eso.

Una abraçada.

ybris dijo...

Enhorabuena, amigo, por la depurada elegancia y precisión que vas alcanzando día a día en tus escritos.
La vía lenta de contar el tiempo es un doloroso camino de exterminio.
El decirlo tan bellamente eleva incluso el dolor interno de cualquier sien.

Un abrazo.

Castigadora dijo...

De verdad que siempre hay como una fuerza extraña en tus relatos.
Las cicatrices que nadie puede ver, son las que más han sangrado, en su momento, y las que no se pueden disimular ante uno mismo

Besos

Jack dijo...

Exelente querido profesor.

alumno Ip alpes, vespertina

"A eso llamo yo no tener ni una puta afición"

_eL mismo que viste y calza... dijo...

Compadre eso es falta de confianza...
Yo tengo una yerba y unos point para fumar en Caracas que mentalmente la llevan.
Avisame y cuadramos.
Cuidado con ser emo, mira que eso da cojonera

_tEo...

Laura Virtual dijo...

contar el tiempo es una adicción... creo yo

Bitter dijo...

la via lenta al exterminio...pensar
SUBLIME!!!!

Diego dijo...

Ciorán dijo que había dos cosas capaces de enloquecerlo: la visión de un reloj en movimiento y la visión de un reloj detenido. Contar el tiempo puede ser tan terrible como darse cuenta de que no pasa. Un abrazo.

Rocco B. dijo...

hipoglicemiantes orales

son la mejor opción
sólo te quedeas dormido y tu sangre se queda sin azúcar....
no duele, es sólo un desmayo

eSadElBlOg dijo...

terrible esa imagen de la cicatriz, bueno, todo el texto. Me gusta mucho.