6 de abril de 2012

ETERNAMENTE

“Y nos encontrarán y sabrán que alguien te amó…”
(Pedro Guerra)

Una buena mañana, se coló en la cama mientras él aun dormía, y al acomodarse al tibio zigzag del cuerpo de su amante –al cóncavo de sus piernas, al convexo de su espalda- sintió que no había un mejor lugar en el mundo para vivir. Entonces, decidió quedarse…


Muchos años después, cientos, miles quizás, alguien que escarbaba entre las ruinas de la humanidad, los encontró, intactos los huesos, intacto el abrazo, tal como aquella remota mañana cuando se coló en su cama.



3 comentarios:

Beauséant dijo...

nos han inculcado el gen del inconformismo, así que entiendo que todo eso sucedió en algún tiempo remoto donde el orden de las cosas nada tenía que ver con el nuestro, aún así es una bonita historia ;)

Edurne dijo...

Pues no es mala forma de "dormir" eternamente...

Bello relato, como siempre!

Un super abrazo!
;)

La consentida dijo...

Beeeeeeeeello relato! Te pasaste!! Besos