15 de enero de 2007

Y sin embargo...
No quiero esperar un mensaje tuyo diciendo que me extrañas.
Y, sin embargo, lo espero. Y nada, el tiempo diluye las ganas y hace que la esperanza se desvanezca. En todo caso, tengo, para mi mala fortuna, una esperanza bien tozuda, y tonta como la que más. Nada he aprendido de tantos años de desilusiones. Es más, guardo esperanzas que se han puesto rancias; con otras, hago como si no estuviesen guardadas. Pero ahí están, agazapadas tontamente, en el sótano del alma, con manchas de humedad y con olor a olvido.

Habrá un tiempo en el que no tendré esperanzas, estoy trabajando en ello. Cuando ese día llegue, no sé si soportaré el vacío de no esperar nada. Tal vez sea como dejar de creer en dios por segunda vez.

3 comentarios:

Botas de agua dijo...

Siempre lo he dicho y lo seguiré diciendo... aunque parezca contradictorio, uno de los sentimientos más traidores y más mentirosos es la esperanza (que me perdone si lo lee, no sea que me vaya a abandonar). En un momento de mi vida en que alguien se marchó de forma abrupta y dolorosa, mi esperanza se empeñó (tan tozuda como la tuya) en asegurarme día tras día que volvería. Me señalaba indicios, me ofrecía dobles interpretaciones a sus actos que yo aceptaba gustosamente, me cambiaba los procesos lógicos en mi cabeza para que no asumiera el abandono... no me recuperé porque desapareciera la esperanza... me recuperé porque dejé de necesitar a esa persona. Entonces yo, simplemente, le di una patada a esa esperanza (otras muchas hay que conservarlas, sobre todo para que no caduquen en la despensa como las tuyas). Abrazos.

In-con-cor-dancia! dijo...

La verdad es que hoy día me levante sin ningún maldito sentido (talves por eso mi "cara de frío")... Aunque debo reconocer que jamás olvide que hoy es martes, y que habia que levantarse aunque afuera a última hora para escuchar aunque fuese un poco y si es que fuese una clase tuya... Me acuerdo tanto de la sociedad de los poetas muertos contigo, y si aveces me rio no creas que me burlo de ti... jajaja (me vuelve a dar risa pero no creas que me burlo de ti) aah!! malditos recovecos!! jajaja.
Y si todo te parece con mucha in-con-cor-dancia acostumbrate, por que mis intenciones no son ser clara y transparente. Por eso no puedo seguir normas de puntuacion, gramaticales, y bla bla blaa... aveces te hacen ser muy evidente, y como no manejo el lenguaje al reves y al derecho no puedo jugar con el... en fin! hoy día dije que te escribiria, y aqui estoy.
He dicho tantas cosas hoy día... pero todas mis esperanzas estan demasiado rancias.
In-con-cor-dante y todo se que me entenderas! :)

Errabundo. dijo...

A mí también me traicionan los sentimientos, día a día vuelven los recuerdos... con estos se alimenta mi esperanza, por que me hacen razonar en forma equitativa. Y en mi suma de situaciones no cuadra el abandono.
Siempre he pensado que uno toma la decisión de abandonar a las personas que nos han hecho daño, pero en mi caso no fue así, yo fui una persona maravillosa, traté de ser el mejor para que nadie me ganará.
Hoy el no me necesita, ya se olvidó de mí, sin embargo, mi esperanza es tozuda, como la tuya. :(