15 de octubre de 2007

Cada año es un aniversario inevitable

Hace un año llovía.

Era Octubre y llovía.
Entonces, pensé

que la lluvia se equivocaba.
Era 13 aquel día, Octubre 13.
Primavera adolescente en el Sur.
Sin embargo,
ni Octubre

ni la Primavera
ni la lluvia
se equivocaban:
era Invierno.

Ha pasado un año
y cuatro inviernos;
365 vísperas inevitables.
365 deseos de vida...


365 deseos de muerte.

(Hace 365 días que escribo en este blog).-




15 comentarios:

Escéptico dijo...

365 felicidades.

mel dijo...

Felicidades...
4 inviernos inevitables,
que vengan ahora 365 primaveras.
Beso grande!

Coyote Sorge dijo...

365


y seguro no en vano.





un abrazo.

Anónimo dijo...

La lluvia pasa y la primavera llega dejala entrar esta afuera esperando que le abras la ventana.

no siempre es invierno.

Un beso, te quiero mucho

pepa dijo...

Venía a contarte que aquí llovía, que al sur del sur llovía, porque a veces el clima es tema y cuando allá ya tienes 27 grados y es Octubre y Primavera...
Venía a contarte todo eso y te alguien habla de la lluvia como un paríso perdido, como el sitio original, donde nace este blog. Y sigue lloviendo y no puede ser más exquisito.


con todo el viento sureño

koffee dijo...

Octubre es para mí el mes de la vida y la muerte. Te entiendo.
Pero vayamos a por noviembre!.

Leuma dijo...

En un año 4 inviernos, uff, debe hacer frío en el interior de tu blog, quizá un poco de calor humano traerá primaveras. Pues eso, aquí estamos, al otro lado lejano geográficamente pero muy cerquita virtualmente, un abrazo

Fer dijo...

Buenísimo tu escrito, por otras razones me siento muy identificada...

Felicitaciones por el cumpleblog, un beso grande

Ana R dijo...

Las estaciones , son como las mareas...siempre recurrentes.

Un abrazo

rOdRigO dijo...

Saludos.

Le has escrito a mi hijo Libertyberto y, como buen padre, paso a darte las gracias (aunque seguro él ya te ha devuelto los post).

He leido un par de textos y me parecen muy interesantes. Siempre se agradecen las palabras con contenido. Eso me hace creer en que no todo está perdido.

Qué curioso que nos dediquemos a contar -también- los días "virtuales" (en el sentido riguroso de la expresión). Casi no nos damos ni cuenta de cuándo estamos cumpliendo otro año más en el cyberespacio.

Afectuosamente,

rOd.

prazsky dijo...

Precioso

chuliMa dijo...

Pues ahora ya sabes...

Otros 365 más (al menos)

Beshitos

Alice ya no vive aquí dijo...

Por dos días no cumplimos el aniversario bloguero a la vez ;-)

Gabriela dijo...

Leyéndote recuerdo a Tellier y al 90% de mis días
Pero también me pasa que me pregunto a misma sobre la predeterminación que los recuerdos hacen cuando justo en el momento en que pudimos dar un giro, como encontrase en una encrucijada de caminos, elegimos nuevamente ese gesto, ese silencio o esa palabra fatal

Anónimo dijo...

El día siguiente si se puede evitar...
lo q no se puede evitar es luego de haber decidido evitarlo,querer revocar la decisión para q existan más días.