10 de octubre de 2007

El otro hijo de Sísifo

(Foto Ana Mª Hernández)

A veces me siento cansado
y no quiero que llegue el día siguiente.
Pero el día siguiente siempre llega.

Cada día es una víspera inevitable
.

19 comentarios:

Libertyberto dijo...

ola soi el primero, como sienpre, gigigigigig, holle yo soi libertyberto y bi que me avias dejado un pos y por heso te hestoi respondiendote y ademas te himbito para que me pases a dejar mas saludos, llo estare lellendo lo que hescrives, haunque tienes cerios provlemas de ortigrafia, gigigigig, pero no te procupes, pronto seras como llo, avrasos,

libertyberto

Fer dijo...

Es una víspera inevitable, pero también trae consigo oportunidades, no se bien de qué, pero oportunidades al fin...

Me gustó tu escrito y maravillosa la fotito también

besos

Nico dijo...

Para mi es al revés: cuando me siento cansado, sólo quiero que pase el día.
Elogios varios a la foto, me encantan esos mini-carruseles que uno hace girar y se mira por un hoyito...


Saludos, fantasmo

xD

Chau

ybris dijo...

Para descansar no es necesario pararse siempre.
¡Alegra esa cara, hombre!
Los días son vísperas del mañana y también futuro del ayer y lugar de arribada donde explorar sorpresas.

Un abrazo

Escéptico dijo...

¿Qué nos ha dado a todos últimamente con el cansancio?

Cada día es, también, la conclusión de una nueva victoria.

Leuma dijo...

Me recuerda tu post de julio, ahora el esfuerzo inútil se ha vuelto contemplación divertida en el otro hijo pero el pesimismo es idéntico, :). Hay alternativas al suicidio como quería saber Camus, una de ellas es simplemente esperar la muerte natural, pero tb hay otras, espera que piense...humm, mira como lo que se me ocurre es largo de escribir, un día tomaremos un chocolate con churros en un bonito café y te lo cuento, un beso grande

mel dijo...

Con suerte llega el día siguiente, hay noches que se hacen tan largas que la mañana parece demorarse eternidades.
El ritmo de la vida a veces cansa, es cierto.
Besos.

Axolotl dijo...

Dices Sisifo y ya no puedo evitar comentar, aunque esta sea la primera vez. Hay pocos mitos tan inquietantemente cercanos. Despues de leer a Camus, ya solo puedo imaginar a Sisifo con una sonrisa. Pero a partir de ahora, lo imaginaré tambien con nariz de payaso.
Un saludo

Naty dijo...

Vispera inevitable que nos aguarda repleta de sorpresas... Eso la hace encantadora (aunque las emociones por un rato nos confundan)... Un abrazo :)

Nico dijo...

..

Juan Cosaco dijo...

vispera de algo nuevo; yo este año me sentí también cansado, deseando que pasara rápido el 2007. Ya casi lo he conseguido. Voy a hacer cosas para que pase todavía más veloz.
Salud!

Juan Cosaco dijo...

por cierto, veo que las empresas españolas como Endesa quieren haceros un buen desperfecto en la Patagonia...dadles caña!
¿puede ser eso algo para hacer mañana?
Salud!

Tristancio dijo...

Mañana y pasado mañana, Juan.
(Parece que tendré que amanecer).

eSadElBlOg dijo...

este chico ni duerme bien ni tiene buen despertar.

Calo dijo...

a mi me pasa lo mismo, hay que ser más positivo en la vida... está la familia detrás...
apoyo!!!
!!!!''''"""besos""""''''!!!!

Ana R dijo...

Algo que escribí hace algún tiempo.

En un ensayo sobre lo absurdo y el mito de Sísifo, Albert Camus afirma que la lucha en alcanzar cimas y el mismo trabajo inútil basta para hacernos felices.Aún sin esperanza como la de Sísifo, condenado a rodar eternamente y encumbrar en la cima de una montaña una roca que caia y recaia por su propio peso…Esto solo es una alusión…


En el encabestramiento de grises días
en el laberinto de las miradas
y palabras tejidas excesivamente tupidas
ensarto un largo hilo de Arianna.
En el lugar de mis vagabundeos y regresos
y en el nombre que yo podría tener.
Quizá,
aún en una nueva lengua.
Dibujo la vida con los puños levantados
en este camino de sombra y luz
en este espacio sagrado donde renazco
en la opaca encrucijada de los mundos.
Un laberinto, pesado por tantos duelos
me atrapa con alas por muletas,
apátrida de la razón.
E imagino a Sísifo felíz…


Un abrazo

aschenbach dijo...

El amor es el otro hijo de Sísifo...

Según Serrano...

Abrazo, hermano

Arnoldo

aschenbach dijo...

Sós vos el amor?

Lo eres para mi...

Abrazo gigante

Arn ^^

prazsky dijo...

Yo, cuando me siento cansado, me quedo quieto esperando que empiece otro día, otra oportunidad.