11 de noviembre de 2007

(Pensando tu nombre en vano)

... uno de estos días, dios debería sentarse a recapacitar.

14 comentarios:

chuliMa dijo...

Buena reflexión, si señor.

Besos

eSadElBlOg dijo...

si, pero si nos resetea que no sea este finde que tengo planes.

Tristancio dijo...

Vale, Esadelblog, que no sea el séptimo, sino el octavo día entonces.

Leuma dijo...

O levantarse para actuar de forma rotunda y que el nombre no se piense ni se diga en vano. Nuevo diseño de blog? Me suena.

P.D. las migas me siguen trayendo, qué bien que los pajaritos las respetan :), un beso

prazsky dijo...

Pues sí, porque esto se le ha ido de las manos.

adictaacruzarenrojo dijo...

Simplemente genial, joder q genial...
Eres un maestro...
Me quito el sombrero rojo.
Un beso del séptimo día...

mel dijo...

Muy buena frase... me encantó, y nosotros también deberíamos.
Besos, como siempre.

Vemod dijo...

Gracias por el mail!! Ahora veo tu blog y no me había dado cuenta de la sincronía de Sísifos.... ¿crees en las señales?

espiralproscrita dijo...

pensando tu nombre en vano.
de vez en cuando amanece (que no es poco), conun día soleado.
y me sorprendes con la cabeza entre las manos.
pensando tu nombre en vano...

un beso fuerte.
un placer regresar.

Ulysses dijo...

hola: debiera hacer unos pequeños cambios.
Saludos

distante.espejo dijo...

bastaría que se sentara a escuchar.

no sé, supongo que cuando naufragas te hundes. (clar, a què, sino, he vingut? a enfonsar-me.)

Nico dijo...

Hehe...
Te cuento, he escrito algo nuevo (sí, ya está publicado). Cuando lo leas, comentamos...xD Hehehe...la verdad es que la imagen de tu escrito anterior, tuvo mucho que ver en mi idea...

Saludos, conectate en la noshe que es cuando yo puedo xD

Bye!

ybris dijo...

Los que deberían recapacitar fueron los que crearon a dios tan necesitado de recapacitar.

Abrazos

Rafa León dijo...

dios, según dicen, creo toda esta nada en seis días -poco tiempo para tanta nada, así salió esta chapuza- y al séptimo se echo a dormir la siesta. Y en ello sigue, es muy dormilón, y mientras tanto todo se le ha ido de las manos. A ver si de una vez le llega el lunes y despierta. Aunque para entonces quizá sea tarde. Pero bueno, todo esto es una reflexión sobre el absurdo, pues, en este tema, suscribo lo dicho por ybris.

Un abrazo.