30 de junio de 2008

Life vest under your seat...
Para Marta...

... El abandono deja cicatrices profundas. Hablo d'en Padú... y aunque yo lo quiero así, con todas sus heridas, deseo profundamente que se cure, porque él está del lado de la vida, y la vida debería devolverle la mano. Le he dicho en secreto, en su orejitas grandes, que ganaremos todas las batallas, pero a veces siento que me faltan las fuerzas para acompañarlo... pero sólo a veces.
Sigo levantándome cada día, le doy sus vitaminas, beso sus heridas... a veces también, lloro... pero sólo a veces. Pese a todo, sigue siendo bello. En ocasiones como ésta, pienso que sería bueno creer, así podría pedir a un buen dios que lo ayude. Entonces, en un descuido de mis orejas (que no son tan grandes como las de él) me las lame, como si me dijera: ganaremos todas las batallas...

Y nada. Salir de casa sigue siendo otra batalla dura... a pesar del sol.

Ayer compré chocolate, para desdibujar la ausencia, que el vacío, allá -al otro lado de la mesa- dibuja. Y lo escondo de nadie, para que parezca que no estoy solo.

Y miro la cordillera, cuando el humo la deja ver, y recuerdo entonces que no tengo a mano la cámara para cumplir promesas de nieve fría y blanca, que eso nunca ha dejado de serlo la nieve.

Pues eso, que la vida se enfría por los pies, y se entibia por los perros, que se empeñan en creer que vivir es bello. Y hoy, querida amiga, yo les creo.

... Ayer compré chocolate. Esta mañana he abierto el escondite secreto, he saboreado un pedacito, y justo en ese momento comenzó a sonar muy dentro de mí -no sé bien si en una aurícula o un ventrículo- aquel pegajoso estribillo:

Life vest under your seat, chalecos salvavidas bajo su asiento...

11 comentarios:

Edurne dijo...

Aleluya! Venía, por inercia, a estos malditos recovecos... pero apurando el deseo, el deseo de nuevas letras... y, aleluya!
Ni las he leído, me creeréis, caballero, ni las he leído!!! Pero no quería dejar pasar un instante sin agradecer su reaparición en el ruedo (y yo de taurina, ná de ná...!)
Leo, voy y vuelvo!

Edurne dijo...

Y tu amiga Marta, la catalana, encantada... estas letras son magníficas, rebosan de todo (y cuando digo de todo hablo de estética, de métrica y sentimiento, de corazón y buena letra, buen pensamiento...)

Y el pobre Padú!
Y el chocolate que te late late...

Yo también compro el chocolate casi frutivamente, también me lo escondo de mí misma...

El tiempo frío allá, caluroso acá y esa maravilla llamada Cordillera con su traje de novia blanco, siempre esperando, esperando...

Un fortísimo abrazo!

Ciudadano del Olvido dijo...

se empeñan
y puede decirse que lo son
por eso también les creo

a veces quisiera ser uno de ellos
y vagar
y correr
sin preocupaciones

mas las ataduras
son de la mente que no deja ver
que nadie esta solo

puta fabian
me dejaste el corazon atravesado de perros heridos

Marta Faixedas dijo...

y yo que me lo he llorado todo...dile al Padú que las ganareis todas, las batallas porqué nos tenemos, aunque lejos, bien cerca.

tenim molts "live vest under your seat" per llegir plegats, amic Fabián, m'ho diu un "ventrículo"!

Sergio Saavedra Rivera dijo...

Un poco como Edurne he venido por aquí y he encontrado la casa vacía, recovecos llenos de ecos y mas nada. Hoy, oh sorpresa, estás del otro lado de la mesa, nosotros aquí esperandote...
Saludos

chuliMa dijo...

Muy emotivo tu post, Como siempre me ha gustado mucho.

Besos niño, y no te hagas tanto de esperar.

Dada dijo...

"el abandono deja cicatrices profundas".

La verdad es un bálsamo que ayuda a cicatrizar, pero nunca se olvida.

Tuve que cambiarme de sitio porque alguien que un día me abandonó me persigue y me hace daño.
ahora mi sitio está lleno de luciérnagas en lugar de almendras y los sueños los cambié por realidades que sigo escribiendo sobre cuadernos.

Si me buscas, me encontrarás.


un beso siempre lleno de dulzura desde el otro lado del azul.

Sonita dijo...

hay sentimientos que necesitan chocolate para aliviar el dolor, el peso que uno siente como si cargara el mundo en sus espaldas..
el esbozo de cada letra, cada palavra trae reconforto al que perdio algo, a alguién...
*
qué alegria volver a estos recovecos y encontrar una entrada nueva!
*

Bitter dijo...

Se te echaba de menos por acá Tris, que emotivo tu post, me doy con el sabor a chocolate en los labios
besos

Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel dijo...

Hermoso,nada más lo define mejor... qué bello.. esto es un tesoro escrito...

Adoré sobre todo el siguiente extracto:

"Y miro la cordillera, cuando el humo la deja ver, y recuerdo entonces que no tengo a mano la cámara para cumplir promesas de nieve fría y blanca, que eso nunca ha dejado de serlo la nieve.

Pues eso, que la vida se enfría por los pies, y se entibia por los perros, que se empeñan en creer que vivir es bello. Y hoy, querida amiga, yo les creo".

Mi completa admiración!