28 de agosto de 2008

Porque este es mi cuerpo
Fotografía, Francisco Valdés

Había llegado un poco vivo.

Cuando el aparato encargado de enviar señales de vida se hizo línea continua, tal como él lo había pedido -expresa y tajantemente- comenzó el despojo. Y así, en una desesperada carrera de relevos, los riñones arrancados pasaron de mano en mano hasta llegar a las cuencas enfermas de otros cuerpos. Lo mismo ocurrió con el resto de los órganos: hígado, páncreas, pulmones, córneas, huesos, válvulas insospechadas.

Todo lo donable había sido donado. Todo, menos -expresa y tajantemente- el corazón.

El corazón no, había dicho… el corazón, que se pudra.




19 comentarios:

Tristancio dijo...

Este texto, a algunos navegantes, les resultará conocido, pues es una "reedición" (en jerga editorial sería una 2ª edición, je). Pasa que estoy embarcado en relatos de largo aliento y no tengo tiempo (ni espacio en la cabeza y los dedos), para ocuparme como debiera del blog.

La otra entrada son unos versos perdidos que encontré hurgando entre los cajones de este aparato. Y como era jueves cuando los escribí ("como hoy jueves que proso..."), y había sol (como hoy...), quise compartirlos, por si la ausencia, la mía, se hace larga... ("no vaya ser cosa" que alguien me eche de menos :) ).

Abrazos a tod@s los que pasen por aquí.-

Laura Virtual dijo...

Saludos...
y bueno el corazón tendría sus karmas... no?

LILITH dijo...

Bienvenidas sean las reediciones para los que hemos llegado tarde "a casa teva". Sigue con tus relatos "mayores" que el blog puede esperar...

Me pareció brutal la última frase, franca y despiadada, como la vida misma.

Una abraçada,

lilith

Bitter dijo...

Tampoco conocía el texto así que bienvenido sea.
coincido con Lilith, la última frase es la que le da sentido al texto, es profuda y despiadada y sola te cuenta mil historias más o al menos una mas.
besos Tris

Edurne dijo...

Y cómo no te vamos a echar de menos, carajo, ya lo creo que sí!
Pero mira, tendremos que volver y volver, volveeeeerrrrrrr, a tus letras otra vez... porque como ya nos has avisado, pues parece que tardarás en hacerte leíble de nuevo!

Bueno, el texto... ayyyy, eso del cuore para la putrefacción... como que qué fuerte no?
de todas formas, lograste lo de siempre, dejarnos patidifusos!

Hala, unos besos, antes de que este calor horrible los deje putrefactos!

Nico dijo...

Está bien, qué se pudra... Diré lo mismo cuando me vaya a morir hehe

Chema dijo...

Con garra y desgarrado. La última frase es simplemente de genio.

Me ha encantado. Además es de esas historias que puedes contar, y que viajarán de boca en boca. Haré referencia al autor. Lo prometo.

Por mi parte puedes seguir reeditando, me ahorras el trabajo de vencer mi pereza.

Ánimo con los relatos desalentadores (para el escritor). Los que se ahogan los saludan.

ybris dijo...

Excelente recuperación de un texto que lo merece.
Hay veces que uno no tiene mucho que agradecer a su corazón y por eso cree que es mejor no compartirlo.

Un abrazo.

Diego dijo...

Notable ese final, demoledor. Queda imaginar todo lo que pudo haber ocurrido a ese corazón. Como siempre te digo, detrás está la novela. Y en efecto pienso que este sería un buen comienzo de novela.
Veo que estás con relatos largos, adelante pues. Un abrazo.

Mónica dijo...

Muy bueno. La brevedad no es fácil y tú la manejas con maestría. Para que no se te extrañe, ¿por qué no nos regalas fragmentos de tus relatos más extensos?
Saludos de un corazón medio dormido.

Nacho Hevia dijo...

Genial relato... Sabes? después de escribir algo, suelo revisarlo durante un tiempo... bastante tiempo después no lo toco... por no reencontrarme con aquel dolor...
Bueno, en fin, que está genial
saludos

chuliMa dijo...

Pues entonces, animo con tús proyectos largos.
Y no te preocupes hombre, que aquí tienes a más de uno-a incodicional.
Eso si, pasa de vez en cuando e invitas a unos pinchos u algo ¿en?

Besos

Bito dijo...

Brutal.

Recién llego a tu blog y ya me dejas con la boca abierta.

Espero no olvidar el camino de vuelta.

Rocco B. dijo...

adoré el final
me gusta eso...
es como

con ira
como visceral

sobre el otro,
te fdoy un consejo

respira
ventila siempre tus espacios
respira fuertemente


el encierro hace que el brana o lo que se, muera... y uno guatea mas...

siente el sol (no tomes sol) sientelo, en tu piel.. ojalá un poco cada dia...


y come chocolate
de repente

Dada dijo...

gracias por recuperar palabras.
llegué hace poco del cono sur´, pero me quedé un poco más arriba de tu casa, junto al volcán Misti.
siempre es lindo regresar a casa y encontrarse con los amigos después de unos días.

Un beso de septiembre sin título.
un sueño mecido por el viento de Madrid.

eSadElBlOg dijo...

creo que yo haría lo mismo...

eSadElBlOg dijo...

con el corazón digo,

Bolero dijo...

Q me da q el dueño de este corazón lo habia donado hacia tiempo

muakkkkkkkkkkkk

Anónimo dijo...

I always inspired by you, your views and way of thinking, again, thanks for this nice post.

- Murk