13 de junio de 2007

Descubrimientos

Pablo me cuenta que vagando hace unos meses por el centro de la ciudad, se sorprendió al ver su imagen reflejada en la vitrina de una tienda, y pensó: "Ya soy todo un hombre”.

-Es un descubrimiento terrible- le digo. Y le cuento que c
uando cumplí treinta y tres, volví a sentirme como un niño.

-Es un descubrimiento terrible- me dice.

14 comentarios:

Danelí dijo...

Los escaparates ocultan tantas verdades [pero es peor cuando anidan las mentiras].
Y volver a ser.
Volver.

=*

Escéptico dijo...

Descubrimiento por descubrimiento, me quedo con el segundo.

Paz dijo...

Dejé un cuento corto para ti, hombre o niño.

[No imagino el frío que hace en la ciudad]

Leuma dijo...

Buena reflexión. Me gusta. Y es que los ciclos se repiten, y ese niño de 33 volverá a hacerse hombre y luego, de nuevo, un niño sabio... ¿Es tan terrible?

adictaacruzarenrojo dijo...

Buenísimo, arrancándome una sonrisilla...
Yo me quedo con el segundo descubrimiento...o sin descubrir el primero(y sin que nadie me lo diga)
Un beso rojo

botas de agua dijo...

creo que tenía las piernas muy muy cortas cuando le pregunté a mi padre: ¿yo también voy a morir? y el dijo: sí, ¡pero para eso falta mucho tiempo! y yo repliqué: ¿seguro, seguro? y él dijo sí. Y entonces me estiré en la cama, bajé la persiana y cerré muy fuerte los ojos mientras pensaba cómo sería no pensar en nada. El descubrimiento sigue siendo terrible.

Nico dijo...

Arriesgándome a que me linchen tus amigos :P

Ya te dije, no me produjo nada...pero claro...no me ha pasado, ni creo que me vaya a pasar aún en algún tiempo más...


Saludos!!

N.

aschenbach dijo...

Y si descubriéramos que no somos ni hombres ni niños? prefiero creer que somos en verdad erizos de tierra que sueñan a caminar por las calles frente a vidrieras humanas, que un día cualquiera se sorprenden cumpliendo 33 años humanos... que ariscaremos la nariz un buen día, erizaremos de placer la espalda y dejaremos resbalar el vientre blanco y suave sobre nuestro tuto de siempre... para seguir soñando... que ahora sí somos erizos...

plankturri dijo...

hola mono..
no se por q me siento identificado con esto..
jaja bueno la verdad si lo sé...
pero cuando digo eso, no es pa q te enojes... es solo para sacarte de quicio... y mientras mas facil se me hace, lo practico cada vez mas..

todos soñamos con tener lo q no está a nuestro alcanse, y nadie se conforma con lo q tiene...
un abrazo engendro marino o perro marino...:P
jjjajaa
hoy la verdad y por primera vez queria ahorcar ese cuello...
menos mal q estaba al fono, si no estaria en la carcel.:P
jajjaja
ya mono nos vemos por ahi..
se le quiere y arriba ese animous.
cualquier cosa me avisas
auf wiedersehen

Anónimo dijo...

no podría decir esto sin anonimizarme: te echo de menos.

Naty dijo...

Así es la vida: un constante viaje de ida y vuelta...

chuliMa dijo...

vaya, impresionada me voy.

saludos

Alice ya no vive aquí dijo...

Pues ojalá no perdiera nunca tan terrible y hermoso descubrimiento.

Uno no debería nunca dejar de ser niño :-)

ipathia dijo...

No le des importancia: el caso es desfilar cada año ante el escaparate!.